Bienvenido a la Península de Yucatán

Bienvenido a la Península de Yucatán

Pocos destinos mexicanos pueden deslumbrarle con antiguas ruinas mayas, aguas azules del Caribe y del Golfo de México y ciudades coloniales, todo en un solo golpe. En realidad, sólo hay uno: la Península de Yucatán. La península comprende partes de Belice y Guatemala, así como tres estados mexicanos distintos: Yucatán, Quintana Roo y Campeche. Quintana Roo es probablemente el más conocido gracias a los megadestinos turísticos de Cancún, Tulum y Playa del Carmen, donde millones de personas acuden cada año a tomar su ración de vitamina D en las playas perfectas de los folletos o en las piscinas infinitas de los resorts. Pero si se dirige a un par de horas hacia el oeste, llegará a Mérida, la capital del estado de Yucatán, cuya arquitectura colonial y restaurantes contemporáneos suponen un satisfactorio cambio de ritmo, por no mencionar los numerosos cenotes (manantiales de agua dulce) que hay en las cercanías. El vecino estado de Campeche alberga una gran cantidad de ruinas mayas alucinantes. Toda esta compacta península guarda maravillosas, variadas y accesibles sorpresas de viaje.

La vida es una playa
Sin duda, este rincón de México cuenta con algunos de los tramos de costa más bellos que pueda ver, lo que explica que las playas sean las más destacadas de la península. En la costa este se encuentran las famosas arenas blancas cubiertas de coral y las aguas turquesas del Caribe mexicano, mientras que en el norte hay tranquilos pueblos de pescadores con calles de arena y un entorno rico en vida salvaje que bordea el extremo sur del Golfo de México. Para disfrutar de la mejor experiencia playera, puede ir a una de las numerosas islas tranquilas de la costa caribeña, donde la vida transcurre a un ritmo refrescantemente lento.

Ruinas mayas en abundancia
Es imposible no sentirse asombrado ante las pirámides, los templos y los campos de pelota de una de las civilizaciones prehispánicas más brillantes de todos los tiempos. Sí, los mayas sabían mucho de arquitectura y tampoco se quedaban atrás en lo que respecta a la astronomía, la ciencia y las matemáticas. Ser testigo de sus notables logros de primera mano deja una impresión duradera incluso en el viajero más hastiado. La península está repleta de estos yacimientos arqueológicos mayas, algunos de los cuales fueron construidos en la misma costa.

El patio de recreo de la naturaleza
Yucatán mantiene siempre entretenidos a los amantes de la naturaleza. Con un paisaje submarino de gran colorido, ofrece algunos de los mejores lugares para bucear y hacer snorkel del mundo. Además, cuenta con numerosas reservas de la biosfera y parques nacionales que albergan una gran variedad de vida animal y vegetal. Para que se haga una idea: podrá nadar con tiburones ballena, observar cocodrilos y monos, ayudar a liberar tortugas marinas recién nacidas y espiar cientos y cientos de especies de aves en manglares y selvas.

Cultura y diversión
Para los que necesitan algo más que bonitas playas y antiguas ruinas, les alegrará saber que en Yucatán abundan las actividades culturales y recreativas. Un día cualquiera puede encontrarse con espectáculos de danza conmovedora, conciertos gratuitos, interesantes museos y muestras de arte, especialmente en Mérida, la capital cultural de la península. Para divertirse bajo el sol, Yucatán es una fiesta de salpicaduras tras otra, con miles de piscinas naturales subterráneas (cenotes), parques con ríos subterráneos y todo tipo de emocionantes excursiones en barco.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad